Contrato de Vivienda Habitual vs Contrato Alquiler de Temporada

Contrato de Vivienda Habitual
vs
Contrato Alquiler de Temporada

¿Sabías que el contrato de alquiler puede variar dependiendo del uso que le des a la vivienda de alquiler?

El alquiler de temporada es perfecto para aquellos que necesiten una vivienda ya que por desplazamiento laboral, por una reforma en su casa o bien por temas médicos han de pasar una temporada en una vivienda que no es la suya habitual y este motivo se ha de reflejar en el contrato, es una de las máximas para que se considere contrato de temporada y no de vivienda habitual.

A continuación te detallamos las diferencias entre ambos contratos para que seas tú quien elijas cual te conviene más.

piso-alquiler-pintor_aparicio-ensanche_diputacion-centro-alicante

Duración

Dependiendo del tipo de contrato la duración varia significativamente:

  • En el alquiler de temporada, es pactada por las partes y reflejada en el contrato, tiene que aparecer indicada la fecha de inicio y la fecha de fin, pudiendo renovarse por períodos de igual duración hasta en 3 ocasiones más, si fuera necesario por parte del arrendatario. Cabe indicar que la Ley no indica ni un máximo ni un mínimo de meses, siempre y cuando se indique la fecha de inicio y de fin así como el uso al que va destinado el alquiler.
  • El alquiler de vivienda habitual lo marca la LAU y es de 1 año prorrogable anualmente hasta 5 años, si no se indica lo contrario por ninguna de las partes, se prorrogará anualmente durante 3 años y ahora con la nueva Ley de la Vivienda se ha añadido una prórroga extraordinaria de 1 año más si el arrendatario lo solicita por ser persona vulnerable.

Uso

  • En el alquiler de temporada, el uso debe ser motivado por una necesidad específica, ya sea de trabajo, reforma en la vivienda habitual, médica…, esta circunstancia ha de estar reflejada en el contrato.
  • En el alquiler de vivienda habitual, el destino primordial es satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario.

Por la nueva Ley de la Vivienda, las agencias inmobiliarias no podemos cobrar honorarios cuando se celebre un contrato de vivienda habitual, pero sí cuando se trate de un contrato de vivienda de temporada.

Fianza

  • En el alquiler de temporada, al ser considerado fuera de uso vivienda habitual la fianza es de dos mensualidades.
  • En el alquiler de vivienda habitual,  es una mensualidad de renta y las partes podrán pactar cualquier tipo de garantía adicional a la fianza en metálico.

A nivel fiscal, el arrendador tributa sobre el 40% del beneficio del alquiler (ingresos – gastos deducibles) en la próxima renta si el contrato que ha firmado es de vivienda habitual, mientras que si es un contrato de temporada se tributa por el 100% del beneficio del alquiler.

Seguros de impago de alquiler

  • En el alquiler de temporada, no se puede contratar ningún seguro de impago, pero sí un seguro caución.
  • En el alquiler de vivienda habitual, se puede contratar seguro de impago de alquiler.

¡Recuerda! La Ley 29/1994 establece reglas específicas para cada contrato. Infórmate y elige lo que más te convenga.
¡Contáctanos para asesoramiento personalizado!